Noticiero y Más Coahuila

Noticias, cultura y todo lo de su interes.

El covid «leve» no siempre es tan leve como se podría creer

(CNN) — Muchas personas escuchan a sus médicos decir que tienen una infección «leve» por covid-19 en medio de una oleada de la variante ómicron del coronavirus, altamente contagiosa, pero su enfermedad puede no parecer tan leve como suena.

Así le ocurrió a Michelle Cordes, dietista de un hospital del área de Chicago. Está vacunada y reforzada, y dice que ha hecho todo lo posible para evitar contagiarse del virus, como usar mascarilla y evitar las aglomeraciones. Por eso, cuando no se sintió bien el 30 de diciembre, pensó que se trataba de un resfriado o tal vez de una alergia al gato que su hija trajo a casa de la universidad.

Para estar segura, se hizo una prueba casera y se sorprendió al descubrir que era positiva para el covid-19. Su marido, su hijo y su suegro también dieron positivo.

Estos son los síntomas que causa la variante ómicron del nuevo coronavirus

«Todos desarrollamos tos. Todos teníamos goteo post-nasal. A mí me picaba la garganta, y mi marido y yo tuvimos sudores nocturnos durante cuatro noches seguidas», dijo Cordes.

¿Qué implica una enfermedad «leve»?

«Leve» es una palabra que parece encajar con los síntomas de Cordes, en comparación con los que ve en sus pacientes en el hospital, dijo. Pero su enfermedad tampoco parecía un resfriado leve.

Lo que se siente realmente durante covid-19 puede variar drásticamente. Los estudios han demostrado que la enfermedad causada por la variante ómicron suele ser más leve que la causada por la variante delta del coronavirus, y algunas personas no presentan síntomas o solo sufren un resfriado breve. Pero aún así puede causar una enfermedad grave, especialmente entre las personas no vacunadas.

Actualmente hay 126.410 personas hospitalizadas con covid-19, cerca del 89% del punto máximo del año pasado, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés).

Pero incluso la enfermedad considerada «leve» puede ser incómoda y prolongada.

La definición de covid-19 «leve» de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) incluye síntomas con los que la gente está demasiado familiarizada estos días, como fiebre, tos, dolor de garganta y fatiga. Son síntomas que la Dra. Shira Doron se ha dado cuenta de que no son nada del otro mundo.

El uso de la palabra «leve» «no pretende minimizar su experiencia», dijo Doron, epidemióloga hospitalaria y médica de enfermedades infecciosas del Centro Médico Tufts de Boston.

Incluso las personas con una enfermedad leve pueden desarrollar lo que se denomina “covid largo”, con síntomas que se mantienen durante
seis meses o más. La doctora cree que el término «leve» que prefieren los expertos podría tener que reformularse.

“Cuando nosotros, o los CDC o los NIH, decimos ‘leve’, nos referimos realmente a que no se ha enfermado lo suficiente como para ir al hospital», dijo Doron. «Pero cuando tienes una enfermedad parecida a la gripe que te lleva a la cama, eso no es leve para ti».

Cordes acabó sentada en pijama durante tres días, algo que, según dice, nunca había hecho antes.

«Nos hemos sentido mal y cansados», dijo Cordes. «El lunes desmontamos el árbol y para la una estábamos agotados».

Esta semana se siente mejor y está en condiciones de emprender un proyecto de trituración de papel, pero aún no ha vuelto al trabajo.

Dave Juday también se sorprendió cuando una prueba rutinaria de covid-19 dio positivo el 8 de diciembre. Este instructor de radio y audio de un instituto de Arizona se somete a pruebas semanales y es muy cuidadoso usando su mascarilla porque no quiere llevar la enfermedad a casa a su esposa, que tiene lupus. El subdirector de su escuela incluso le dijo que su prueba positiva asustaba a la gente.

«Me dijeron que si yo puedo contagiarme de covid, cualquiera puede contagiarse de covid, soy muy cuidadoso», dijo Juday.

Las vacunas y los refuerzos funcionaron, dijo. Nunca tuvo que ir al hospital, pero un ligero dolor de cabeza se convirtió en lo que parecía uno de los peores dolores de cabeza por sinusitis que había tenido.

«Sentía la cabeza como una bola de boliche de 7 kilos, y notaba que mi sentido del olfato y del gusto se desvanecía», dijo Juday.

Se sentía lo suficientemente bien como para dar clase virtualmente. «Aunque me sonaba la nariz 500 veces porque parecía Rudolph en el Zoom con mis clases», dijo Juday. «No quiero ni saber cómo habría sido si no me hubiera vacunado».

Cuando tu cuerpo tiene estos síntomas, está haciendo lo que debe, dijo Doron: neutralizar el virus.

«Eso es bueno, pero no se siente bien», dijo Doron. «Los síntomas por sí mismos no son peligrosos, y no es necesario buscar atención médica».

Desventajas

Con un covid “leve”, no es necesario acudir a urgencias, sobre todo en una época en la que los recursos sanitarios son escasos.

Calificar la enfermedad de «leve» puede tener otra desventaja: puede hacer que algunas personas no se lo tomen suficientemente en serio.

«Ha habido tanta fatiga por el covid, y eso se asocia con el deseo de volver a la normalidad, o a lo más parecido a la normalidad, que la gente puede trivializar sus síntomas y decidir no hacerse las pruebas de covid o de gripe», dijo el Dr. William Schaffner, profesor de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Las personas desesperadas por una prueba casera de covid-19 están recurriendo a los revendedores

Incluso con síntomas leves, la gente debería hacerse la prueba de covid-19, dijo, para saber si los síntomas empeoran y necesitan atención médica. Una prueba también les dirá si necesitan aislarse para no contagiar el coronavirus a otros.

«Tu caso podría ser leve, pero podrías contagiar a la tía Susie, que tiene diabetes, y ella podría ponerse mucho más grave», dijo Schaffner.

Y aunque la variante ómicron puede estar causando más casos de enfermedad leve que las variantes anteriores, la gente no debería usar eso como excusa para renunciar a las vacunas o refuerzos.

«La gente sigue siendo hospitalizada con esto, y la gran mayoría sigue sin vacunarse», dijo Schaffner. «Un hospital no es un hotel de vacaciones».

La Dra. Claudia Hoyen, directora de control de Infecciones Pediátricas del Hospital Universitario Rainbow Babies and Children’s Hospital de Cleveland, también ha estado animando a todos sus conocidos a vacunarse y ponerse un refuerzo de la vacuna. Los hospitales son buenos para ayudar a las personas con covid-19, dijo, pero los síntomas y las complicaciones pueden permanecer mucho tiempo después de la estancia en el hospital.

«Estamos registrando datos que demuestran que, a veces, hasta el 30% de los pacientes que acaban en la unidad de cuidados intensivos nunca recuperan su vida», dijo Hoyen. «Los no vacunados pueden pensar que ‘alguien va a salvarme y que todo saldrá bien’, pero no todo el mundo recupera su nivel de partida y su vida normal».

Fuente: CNN