Noticiero y Más Coahuila

Noticias, cultura y todo lo de su interes.

Bebé perdido en el caos del aeropuerto de Afganistán es encontrado y devuelto a su familia

(Reuters) — Un bebé entregado desesperadamente a un soldado al otro lado del muro de un aeropuerto en el caos de la evacuación estadounidense de Afganistán fue encontrado y se reunió con sus familiares en Kabul el sábado.

El bebé, Sohail Ahmadi, tenía solo dos meses cuando desapareció el 19 de agosto, cuando miles de personas se apresuraron a abandonar Afganistán al caer en manos de los talibanes.

Tras un reportaje exclusivo de Reuters publicado en noviembre con sus fotos, se localizó al bebé en Kabul, donde un taxista de 29 años llamado Hamid Safi lo encontró en el aeropuerto y se lo llevó a casa para criarlo como propio.

Tras más de siete semanas de negociaciones y súplicas, y una breve detención por parte de la policía talibán, Safi devolvió finalmente el bebé a su abuelo y a otros familiares que seguían en Kabul.

Dijeron que ahora intentarían reunirlo con sus padres y hermanos, quienes fueron evacuados hace meses a Estados Unidos.

El rescate de Parwana: una niña de 9 años vendida para el matrimonio infantil en Afganistán es llevada a un lugar seguro

Durante la tumultuosa evacuación afgana del verano, Mirza Ali Ahmadi —el padre del bebé, que había trabajado como guardia de seguridad en la embajada de Estados Unidos— y su esposa Suraya temían que la multitud aplastara a su hijo cuando se acercaban a las puertas del aeropuerto para tomar un vuelo a EE.UU.

A principios de noviembre, Ahmadi declaró a Reuters que, en su desesperación de aquel día, entregó a Sohail por encima del muro del aeropuerto a un soldado uniformado que creía que era estadounidense, con la plena esperanza de que pronto lograría recorrer los cinco metros restantes hasta la entrada para reclamarlo.

Las fuerzas armadas británicas colaboraron con el ejército estadounidense para evacuar a los civiles que cumplían los requisitos y a sus familias fuera de Kabul (Afganistán) en agosto de 2021.

Justo en ese momento, las fuerzas talibanes hicieron retroceder a la multitud y pasaría otra media hora hasta que Ahmadi, su esposa y sus otros cuatro hijos pudieran entrar.

Pero para entonces el bebé no estaba en ninguna parte.

Ahmadi dijo que buscó desesperadamente a su hijo dentro del aeropuerto y que los funcionarios le dijeron que probablemente lo habían sacado del país por separado y que podrían reunirlo con ellos más tarde.

El resto de la familia fue evacuada, y finalmente terminó en una base militar de Texas. Durante meses no supieron dónde estaba su hijo.

El caso pone de manifiesto la difícil situación de muchos padres separados de sus hijos durante la precipitada evacuación y retirada de las fuerzas estadounidenses del país tras 20 años de guerra.

Sin embajada estadounidense en Afganistán y con las organizaciones internacionales desbordadas, los refugiados afganos han tenido problemas para obtener respuestas sobre el calendario, o la posibilidad, de reunificaciones complejas como esta.

El Departamento de Defensa, el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos no respondieron el sábado a las solicitudes de comentarios.

Familias desesperadas venden a sus hijas para sobrevivir en Afganistán 5:45Solo en el aeropuerto de Afganistán

El mismo día en que Ahmadi y su familia fueron separados de su bebé, Safi se escabulló por las puertas del aeropuerto de Kabul tras llevar a la familia de su hermano, que también iba a ser evacuada.

Safi dijo que encontró a Sohail solo y llorando en el suelo. Después de decir que intentó sin éxito localizar a los padres del bebé en el interior, decidió llevar al niño a casa con su mujer y sus hijos. Safi tiene tres hijas y dijo que el mayor deseo de su madre antes de morir era que tuviera un hijo.

En ese momento decidió: «Me quedo con este bebé. Si se encuentra a su familia, se lo daré. Si no, lo criaré yo mismo», dijo a Reuters en una entrevista a finales de noviembre.

Safi contó a Reuters que lo llevó al médico para que lo revisara tras ser encontrado y que rápidamente incorporó al niño a su familia. Llamó al bebé Mohammad Abed y publicó fotos de todos los niños juntos en su página de Facebook.

Después de que se publicara la historia de Reuters sobre el niño desaparecido, algunos vecinos de Safi -que habían notado su regreso del aeropuerto meses antes con un bebé- reconocieron las fotos y publicaron comentarios sobre su paradero en una versión traducida del artículo.

Talibanes ejecutaron a decenas de miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán después de que se rindieran, dice informe de Human Rights Watch

Ahmadi pidió a sus parientes que seguían en Afganistán, incluido su suegro Mohammad Qasem Razawi, de 67 años, que vive en la provincia nororiental de Badakhshan, que buscaran a Safi y le pidieran que devolviera a Sohail a la familia.

Razawi dijo que viajó dos días y dos noches a la capital con regalos -entre ellos una oveja sacrificada, varios kilos de nueces y ropa- para Safi y su familia.

Pero Safi se negó a liberar a Sohail, insistiendo en que también quería ser evacuado de Afganistán con su familia. El hermano de Safi, que fue evacuado a California, dijo que Safi y su familia no tienen ninguna solicitud pendiente de entrada en Estados Unidos.

La familia del bebé pidió ayuda a la Cruz Roja, cuya misión declarada es ayudar a reconectar a las personas separadas por crisis internacionales, pero dijo que recibió poca información de la organización. Un portavoz de la Cruz Roja dijo que no hace comentarios sobre casos individuales.

Finalmente, tras sentir que se les habían acabado las opciones, Razawi se puso en contacto con la policía local talibán para denunciar un secuestro. Safi dijo a Reuters que negó las acusaciones a la policía y que estaba cuidando al bebé, no secuestrándolo.

Se investigó la denuncia y se desestimó, y el comandante de la policía local dijo a Reuters que ayudó a llegar a un acuerdo, que incluía un convenio firmado con huellas dactilares por ambas partes. Razawi dijo que la familia del bebé finalmente accedió a compensar a Safi con unos 100.000 afganis (US$ 950) por los gastos incurridos al cuidarlo durante cinco meses.

«El abuelo del bebé nos denunció y encontramos a Hamid y, basándonos en las pruebas que teníamos, reconocimos al bebé», dijo Hamid Malang, controlador jefe de zona de la policía local. «Con ambas partes de acuerdo, el bebé será entregado a su abuelo», dijo el sábado.

En presencia de la policía, y entre muchas lágrimas, el bebé fue finalmente devuelto a sus familiares.

Razawi dijo que Safi y su familia estaban devastados por la pérdida de Sohail. «Hamid y su esposa lloraban, yo también lloré, pero les aseguré que ambos son jóvenes, Alá les dará un hijo varón. No uno, sino varios. Les di las gracias a ambos por haber salvado al niño del aeropuerto», dijo Razawi.

Los padres del bebé contaron a Reuters que estaban muy contentos porque pudieron ver con sus propios ojos el reencuentro a través de un videochat.

«Hay celebraciones, bailes, cantos», dijo Razawi. «Es como una boda de verdad».

Ahora Ahmadi, su mujer y sus otros hijos, que a principios de diciembre pudieron salir de la base militar y reinstalarse en un apartamento en Michigan, esperan que Sohail llegue pronto a Estados Unidos.

«Tenemos que devolver al bebé a su madre y a su padre. Esta es mi única responsabilidad», dijo su abuelo. «Mi deseo es que vuelva con ellos».

 

Fuente: CNN